Merlin Hub
marzo 2021

En el día mundial de la certificación energética queremos hablar de la sostenibilidad, unos de los pilares de Merlin Hub.

Actualmente, el 61% de la cartera de activos de MERLIN Properties cuenta con una certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) o BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method).

alfonso perez merlin hub

En el caso de Merlin Hub, este porcentaje aumenta hasta el 67%, siendo la certificación energética de los edificios unos de los KPI’s analizados para su obtención.

Los edificios de Merlin Hub disponen también de un Sistema de Gestión Ambiental certificado según la norma ISO 14001 y continúa implementando un Sistema de Gestión Energética bajo la norma ISO 50001.

A continuación entrevistaremos a Alfonso Pérez, que forma parte de la dirección técnica de MERLIN Properties, para que nos explique en qué consisten estas certificaciones, su importancia en los edificios y los beneficios para quien trabaja en ellos.

¿Cuáles son las grandes áreas donde se enfocan las certificaciones?

Ambas certificaciones LEED y BREEAM contemplan varios aspectos dentro de la sostenibilidad de los inmuebles.

La certificación LEED valora una serie de categorías y la certificación BREEAM evalúa otras similares. Aunque la distribución de las categorías para obtener la puntuación no es igual en LEED que en BREEAM, se valora prácticamente lo mismo.

Al final, el trabajo realizado y la documentación recopilada se traduce en la consecución de una serie de créditos, y su valoración permite alcanzar un nivel de certificación deseado.

A grandes rasgos la certificación LEED toca los siguientes aspectos:

  • Aspectos de sostenibilidad relativos a la parcela en la que se ubica el edificio.
  • Eficiencia en los consumos de agua
  • Eficiencia en consumos energéticos, refrigerantes utilizados y utilización de las instalaciones del edificio.
  • Materiales utilizados en el edificio y recursos del mismo para su funcionamiento
  • Calidad ambiental interior
  • Innovación en el inmueble.

La certificación BREEAM cuantifica la certificación obtenida en estos otros aspectos:

  • Gestión del edificio
  • Salud y bienestar
  • Energía
  • Transporte
  • Agua
  • Materiales
  • Residuos
  • Uso del suelo y ecología
  • Contaminación

Como se puede comprobar, obtener cualquiera de las dos certificaciones supone valorar la realidad del mismo en todos los aspectos ambientales posibles.

¿Todos los edificios de MERLIN Properties pasan por este proceso de certificación?

Todo el portfolio de MERLIN se analiza para valorar sus opciones de certificación en LEED o BREEAM.

El proceso de certificación de los activos se elige en función de la posibilidad de obtención de los créditos de puntuación y de sus ocupaciones. Así, se garantiza que se obtiene el máximo nivel posible.

No imaginamos que un edificio pueda tener impacto en el medio ambiente ¿En qué benefician estas certificaciones a los colaboradores que trabajan en el inmueble?

El trabajar en un proceso de certificación ayuda a conocer el estado real de los edificios y su manera de operarlos, por lo que se obtienen mejoras respecto del punto de partida.

Uno de los beneficios que hoy en día más se valoran es el de poder asegurar una buena calidad del aire interior de ventilación y tomar medidas para evitar las infecciones por COVID 19 con buenos equipos de filtración. La calidad ambiental en cuanto al aire interior de los espacios de trabajo mejora.

Por otro lado, se detectan ineficiencias en el funcionamiento que conllevan mayores gastos en energía y consumos de agua. Si se corrigen durante el proceso de certificación, los gastos por estas facturaciones repercutidos a los ocupantes y los costes de explotación se reducen.

Los productos utilizados para el tratamiento de plagas o limpieza de los inmuebles y las pinturas se especifican de manera que no sean contaminantes con el medio ambiente. Por tanto, también los ocupantes podrán respirar en atmósferas mucho más saludables.

Se potencian los espacios de trabajo con acceso a vistas exteriores que mejoran la sensación de confort. Se actúa sobre la iluminación para que no haya deslumbramientos o contaminación lumínica del exterior.

Se mejora la gestión de los residuos del edificio que redunda en un beneficio general del tratamiento de los mismos a nivel global. Los ocupantes se implican en el correcto uso de los contenedores de residuos y lo trasladan a su vida fuera del espacio de trabajo.

Se obtienen créditos si los materiales utilizados para el funcionamiento diario del edificio cuentan con un porcentaje de componentes reciclados, o son adquiridos a fábricas cercanas a la ubicación del inmueble.

Al final no solo se obtiene un beneficio para los propios ocupantes, sino que las mejoras benefician a toda la comunidad.

Torre Chamartín es unos de los edificios mas recientes de Merlin Hub y aquí tenemos la certificación LEED Platinum. ¿Que nos puedes contar en específico sobre esta certificación?

Al ser un edificio de nueva planta se pudo actuar desde las fases iniciales del proyecto de construcción e incluir actuaciones que llevaron a la consecución del nivel Platino, el más alto que se puede obtener dentro de la clasificación LEED.

El proceso de certificación fue complicado pero al final se consiguió el Platino con la colaboración de todos los agentes intervinientes.

Como aspectos destacados de este edificio citaría:

  • Alto nivel de eficiencia energética conseguido gracias a:
    • Utilización de iluminación LED con altos niveles de iluminación con consumo reducido,
    • Equipos de última generación para producción de calor y frío necesarios para climatizar las oficinas.
    • Recuperación de la energía en la ventilación y extracción del edificio
    • Fachada activa con control de soleamiento y recuperación de energía
    • Paneles fotovoltaicos para autoconsumo
  • Alta eficiencia en consumos de agua conseguido gracias a:
    • Aparatos sanitarios y griferías de bajo consumo
    • Riego eficiente de especias autóctonas con bajas necesidades de agua
    • Captación y recuperación de aguas de lluvia.
  • Mejoras en movilidad sostenible:
    • Ubicación del edificio cercano a estación de metro
    • Dotación de aparcamiento para bicicletas
    • Plazas reservadas para vehículos eléctricos. Dotación de cargadores por encima de lo exigido en normativa.
  • Mejoras en espacio de parcela sostenible:
    • Espacios abiertos para disfrute de los ocupantes
    • Uso de vegetación nativa o adaptada al clima local.
    • Cubiertas de colores claros para evitar el efecto de “isla de calor” que permite reducir consumos en climatización.
  • Materiales sostenibles:
    • Preferencia en el diseño y construcción de materiales con contenido en reciclados y con fabricación dentro del territorio nacional.
    • Utilización de pinturas, sellados y adhesivos con bajo contenido en Compuestos Orgánicos Volátiles que mejoran la calidad del aire interior de los espacios de trabajo.
    • Gestión eficiente de los residuos de la construcción que permite a su vez la utilización posterior de materiales que se reciclan.

Como se puede ver, es un edificio con altas prestaciones en materia de sostenibilidad y sin duda uno de los mejores lugares para trabajar actualmente.